Coffee

Coffea spp.

Después del petróleo, el café representa el segundo producto más importante en términos de comercio mundial. Cada día se consumen en el planeta más de 2250 millones de tazas de café. Brasil, Vietnam, Colombia, Indonesia y Etiopía son los cinco mayores productores de café. Los países exportadores consumen en torno al 30 % de la producción total, mientras que el resto se consume en los países importadores. Las dos principales variedades de Coffea cultivadas son la C. arabica (o arábica) y la C. canephora (o robusta). La primera se cultiva en América Central y del Sur, el África Central y Oriental y el sur y el sudeste de Asia, mientras que la segunda corresponde a Brasil, el África Occidental, Madagascar y Vietnam. Cerca del 64 % del café que se produce en todo el mundo es arábica. También se cultivan otras especies de Coffea a menor escala, entre las que se incluye la C. liberica, C. dewevrei y C. stenophylla. El café representa una importante fuente de ingresos para más de 25 millones de familias en todo el mundo. Gracias a su valor, desempeña un papel crítico en las economías de diferentes países.

El C. arabica es un híbrido entre el C. canephora y el C. eugenioides. El café arábica es natural de los bosques húmedos del sur de Etiopía, la zona meridional de Sudán y, probablemente Kenia. Se trata de un cultivo bastante joven. El primer registro que documenta su consumo es de hace 1500 años. El café llegó presumiblemente de África a Yemen en el siglo VI. Se dice que fue Marco Polo quien llevó el café desde Mocha (Yemen) hasta Venecia en la década de 1270. En 1616, un grupo de jardineros holandeses comenzó a cultivar café en los Jardines Botánicos de Leiden, en los Países Bajos. Desde allí, dispersaron la planta hasta Malabar (la India) y Batavia (la actual Indonesia). En 1720, un francés plantó un solo árbol de café en la Martinica, y que posteriormente llevó hasta las Indias Occidentales, el centro y sur del continente americano y Sri Lanka.

El C. canephora tiene su origen en los bosques tropicales africanos, incluidas zonas desde Camerún hasta el norte de Tanzania. Su cultivo se remonta a finales del siglo XIX, y la planta no ha estado expuesta todavía a un cuello de botella genético tan importante como la arábica. Por tanto, presenta una mayor diversidad genética y supone una importante fuente de caracteres para el cultivo tanto de las variedades robusta como arábica.

La estrategia global para la conservación de los recursos genéticos del caféha identificado recientemente 21 026 accesiones en diferentes colecciones de bancos genéticos. Aproximadamente el 60 % de esas accesiones corresponde a C. arabica, seguidas de un 3 % de C. canephora, y un 37 %, a otras especies de Coffea. Los bancos genéticos africanos han concentrado sus esfuerzos de conservación en los materiales silvestres, mientras que los latinoamericanos han puesto el énfasis en los materiales de cultivo. Genesys recoge información acerca de las accesiones de café que conserva el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), la única institución que contiene material disponible sujeto al Artículo 5 del Tratado sobre los Recursos Fitogénicos.

Información general

Tamaño de las colecciones de bancos de germoplasma

Otros nombres aceptados

coffee